Dimensiones

La situación actual en España, marcada por la elevadísima tasa de paro, por una regulación del mercado laboral que permite al empleador flexibilizar acorde con sus planes y por indicadores macro-económicos poco favorables a las expectativas de negocio de las empresas, lleva a pensar en si es el momento de una propuesta como la que hacemos: O dicho de otra manera: ¿qué empresa –dirección de empresa- pagaría por una investigación sobre su clima, como no sea que se trate de obligación pactada o pautada en diferentes protocolos de calidad u otros?

En sostenemos que, más que necesario, es imprescindible conocer el clima laboral de la empresa, al menos en las de un cierto tamaño, mayor que el umbral de tamaño u organigrama a partir del cual se generan grupos, departamentos o áreas de trabajo más o menos transparentes; imprescindible porque el clima repercute en la calidad de los productos y servicios y las expectativas y valor de la empresa, así como en el bienestar de los empleados.